Probando el sistema sanitario alemán

Probando el sistema sanitario alemán

Tengo últimamente tantas cosas acumuladas por hacer que me da hasta miedo abrir la tapa de mi portátil. Hoy, por fin he decidido escribir aquí mientras escucho música, no os imagináis lo mucho que me calma. Hasta hace muy poco me sentía cansado y mareado, a veces incluso con hambre y unas ganas tremendas de comer huevos fritos :) La carencia de algunos alimentos al vivir aquí se hace notar, en ocasiones incluso siento que mi capacidad de concentración se vuelve pésima y no es precisamente por falta de esfuerzo. No solamente yo, muchos españoles han sufrido dolores y hasta en algunos casos desmayos en el trabajo; no es broma, hay que cuidarse, y más a sabiendas que tenemos que afrontar cambios importantes en el clima, horario y alimentación. Siendo realistas… donde yo estoy viviendo no es una gran ciudad, ni siquiera una pequeña urbe; esto es el corazón de Alemania. No me preocupa demasiado a excepción que no me gustaría acabar con una imagen de este país habiendo visto la típica zona (en su mayoría fascista) de casitas y gente tradicional. Para que os hagáis una idea es como si destinaran a cien alemanes a trabajar en un lugar recóndito de la España profunda, tal como Talavera de la reina, Soria… o ni eso.

Cada mañana la niebla y el frío cala los huesos, y sé que la solución es abrigarse mucho pero los que no estamos acostumbrados a estas temperaturas (normalmente entre -5ºC y -10ºC actualmente) solemos tener ligeros problemas de adaptación. No es preocupante, simplemente uno debe tratar de estar completo en todos los sentidos. Ahora, por ejemplo me siento fenómeno; más o menos he podido habituarme a todo esto. Trato de comer bien, variado y aportando las vitaminas y proteínas necesarias para mi cuerpo; duermo ocho horas cada día y procuro llevar varias prendas de ropa encima si voy a salir.

Hace justamente una semana (el sábado pasado) fui a trabajar con mareos, nada importante; supongo que se juntó todo porque no dormí bien y había comido fatal días atrás. Pues bien, estando ya en pleno apogeo trabajando empecé a sentirme un poco mal, de modo que me acerqué a mi co-worker e intenté explicarle como me sentía y si tenía a disposición alguna pastilla o remedio para los mareos. La chica no me comprendía, así que hice un gesto de desfallecimiento y enseguida se alarmó. Me llevó a una habitación con camillas y me dejó tumbado en una de ellas, aunque ya le dije yo: no hay para tanto xD. Se apresuró a ponerme una toallita húmeda en la frente y se sentó preocupada a mi lado. Casi, estaba yo más preocupado que ella y sin ánimo de dar problemas supuse que ya no había vuelta atrás. La chica sacó su móvil y comenzó a hacer llamadas, la verdad, estaba bastante confundido… ¿me estaba muriendo y no lo sabía? A los cinco minutos apareció un señor con traje y me asusté un poco, pero lo bueno fue el sobresalto que pegué de la camilla al ver a tres médicos con su uniforme y un enorme maletín. Me puse bueno de repente, y pasé de tener la cara blanca a tenerla casi sin sangre. Aquello no me gustaba un pelo, encima hablaban en Alemán entre ellos y no entendía un carajo. Me quería ir a currar cuanto antes; si aquello era una técnica preventiva de escaqueo de personal estaba funcionando a la perfección. De repente, uno de los médicos me saludó en inglés… uff, menos mal… estaba a punto de subirme por las paredes… Me tomaron el pulso y una muestra de sangre, ¡el resultado era positivo! es decir, me refiero a positivo ¡hablando positivamente! y me sugirieron ir al hospital para hacer un análisis más exhaustivo, con sus papeles e historias. La co-worker me animó, y como más vale prevenir que curar decidí probar el sistema sanitario alemán, como el que no quiere la cosa.

Me resultó extraño y ligeramente confortable el hecho de ir en una camilla totalmente tumbado desde el trabajo hasta el hospital; incluso para estirarme en la cama de la habitación tres médicos a la vez me dejaron la camilla a la altura adecuada para que yo únicamente tuviera que mover el culo de un sitio a otro. En serio, iba a levantarme y tal… pero a caballo regalado…. Una vez allí una enfermera muy maja y muy guapa toqueteó mi brazo para pincharme y sacarme tres tubos de sangre y hacerme varias pruebas. La visita fue una pasada, me dejaron dormir en una habitación y únicamente me despertaron para darme los análisis. ¡SOLO DOS HORAS!

Después de quitarme el suero me dieron dinero para regresar a casa y me fui con una sensación extraña. Era la primera vez que salía de un hospital y ya quería volver otra vez.

germ1

Hablando de otras cosas A veces organizamos viajes entre los compañeros. El domingo pasado alquilamos una furgonetilla para nueve personas y fuimos a Köln (más o menos a unos 250 km) y me encantó. Increíble la catedral, el paseo marítimo y las callejuelas con sus típicos bares.

germ2

germ3

germ4

germ5

germ6

germ7

Aunque lo más significativo fue este video que grabé de pura chiripa en una de las calles principales de la ciudad: un pobre transeúnte intentando hacer una foto a un “músico de la calle”. Atentos a la reacción del artista:

En realidad, aquí nos lo pasamos muy bien; hacemos grupos para salir a ver ciudades, caminamos por parajes preciosos y cuando estamos en el hotel solemos ir al bar, un lugar idóneo para echar unas risas con la gente mientras pruebas esa nueva cerveza que nunca has degustado (aquí es imposible probarlas todas). A veces nos pasamos tardes enteras hablando con Markus (el barman), un chico muy divertido que nos enseña alemán a la vez que nosotros tratamos de pronunciar esas laaaaaargas y complicadas palabras de este peculiar idioma. La verdad que uno aquí no se aburre; ahora mismo por ejemplo estamos organizando un torneo de ajedrez y queremos comprar entre todos los participantes un pequeño trofeo con inscripción exclusiva para el ganador. Hace poco vinieron nuevos trabajadores por sorpresa: el grupo que viene desde Madrid. Ellos viven a ocho kilómetros de nuestro hotel en una zona con vistas preciosas a un lago y con Bungalows súper equipados, piscina climatizada, jacuzzis, toboganes… vamos… como reyes, lo malo es que están bastante más apartados que nosotros y tienen que ir en autobús a comprar comida. Pues bien, hablando con ellos hemos planeado un encuentro mañana sábado por la noche y las expectativas son fiesta, sexo y Rock&Roll en los bungalows de algunos españoles y chicas polacas; a saber como acaba la noche… :) ¡prometo informes en breve! Y ahí no se acaba la cosa… para el domingo, como tienen polideportivo cubierto hemos organizado un partido de fútbol, así que tengo unas ganas de que llegue ya… ¡puede ser bastante interesante!

5 Comentarios

  1. Avatar
    Anonymous noviembre 19, 2011

    Diossss esos madrileños van a estar bien agustitos ahí e.e!
    Escuché la historia del hospital por teléfono, ya’ know XDDD Que risa…
    Sobre el vídeo… da miedo… XD A mi que los alemanes cuando hablan parece que me quieran cortar la cabeza o algo… Se nota que giras la cámara cuando estabas grabando para que no te vea que sino… xD!
    -SVG

  2. Avatar
    DaveKun noviembre 19, 2011

    jajajajajaja lo del hospital es una risa continua xDDDDDDDDDDDDD encima ayer escribiendolo me descojonaba yo solito jaa… ahh y sobre el zumbao de turno del video no quieras saber lo que le dice… jajajajaj

  3. Avatar
    Jirijuas noviembre 20, 2011

    Que majo parece el del video ^^’
    Y en cuanto a el tema sanidad, llegas a estornudar y te llevan a urgencias jeje.

    Me alegro que lo demas vaya bn y a ver como acaba esa fiestecilla… ;). Ya nos informaras.

    Un saludo!

  4. Avatar
    Sheep noviembre 20, 2011

    xD que bien que no fue nada… pero *-* que lindo es alemania…

    me dan ganas de ir xD¡¡¡

  5. Avatar
    Carmencita noviembre 26, 2011

    Hola guapeton, sigo esperando nueva entrada para troncharme de risa, esto es un vicio, es como leer un libro de intrigas y estas esperando que pasará en el próximo capitulo.
    Busca el momento, que tus fans estamos esperando tu nueva entrada.

    Cuídate.

ESCRIBE TU COMENTARIO:

Tu dirección Email no se publicará. Los campos marcados son obligatorios.*


6 − cuatro =